3 Trucos Naturales y Efectivos para Perder Peso Rápido

Por Maricarmen Grisolía (La Chica de la Dieta)

PhD, Coach Certificada en Nutrición, Instructora JNL Fusion, Entrenadora Personal

Presentada en:

Te lo diré sin anestesia: Si quieres perder peso rápido lo mejor que puedes hacer es evitar hacer dieta.

¿Por qué? Porque hacer dieta es aburrido. Y además, no es efectivo.

Estoy hablando de las dietas tradicionales, esas en las que tienes que comer un número fijo de calorías cada día (pueden ser 500, 1000 ó 1200, por ejemplo). Además tienes que comerlo todo hervido o a la plancha (para no usar aceite), con poca sal, unas cantidades ridículamente pequeñas de comida (como por ejemplo dos cucharadas de arroz, o media rebanada de pan), y hasta comer cosas que no te gustan para nada.

Y si “te sales” de la dieta, no sólo pierdes todo el esfuerzo sino que además engordas más de lo que ya habías perdido.

No gracias.

Soy Maricarmen Grisolía y estoy aquí para decirte que es posible perder peso rápido de manera saludable y 100% natural, sin tener que hacer una de esas dietas ridículas y horribles.

Estos son los 3 trucos naturales y efectivos que debes usar para lograrlo:

  • Ajustar estratégicamente la cantidad de alimentos que consumes
  • Darle a tu cuerpo los nutrientes básicos que necesita
  • Maximizar tu pérdida de grasa con ejercicios metabólicos

Déjame explicarte cada uno para que veas cómo puedes usarlos a tu favor.

1. Ajusta Estratégicamente la Cantidad de Alimentos que Consumes


Si quieres perder peso rápido sí es importante no consumir una cantidad desorbitada de calorías, pero mucho más importante que es eso es hacerlo de la forma correcta.

Disminuir tus calorías diarias a un número fijo simple y llanamente NO FUNCIONA. Y no funciona porque, en apenas un par de días, tu cuerpo se da cuenta de lo que estás haciendo y ajusta el metabolismo al nuevo número de calorías que le has establecido.

Esto quiere decir que aunque comas menos, no gastarás más calorías, ya que tu cuerpo se ha “adaptado” a la cantidad de combustible que le das. No quemas más grasa, tu cuerpo se pone algo “lento”, y eventualmente terminas abandonando la dieta por aburrimiento, porque no ves resultados, o simplemente porque te sientes miserable y no soportas los antojos.

Lo que tienes que hacer entonces es variar las calorías que comes a lo largo de la semana, pero manteniendo un déficit total al cabo de los 7 días.

Entonces hay días en que comes muy poco, otros días en que comes cantidades suficientes, y otros días en que comes un poquito más. En general, no pasas hambre, no tienes antojos y te sientes de maravilla. Así como Amparo:

2. Dale a tu Cuerpo los Nutrientes Básicos que Necesita


Entonces vamos a disminuir estratégicamente las calorías, pero al mismo tiempo vamos a darle al cuerpo los nutrientes que necesita.

Porque al hacer esto, vas a ver que tus antojos se desvanecen. Cuando tu cuerpo tiene los nutrientes que necesita ya no te pedirá que comas cosas que sabes que te hacen daño y hacen engordar.

Para hacerlo en sincronía con la disminución estratégica de las calorías, yo he ideado 4 tipos distintos de “dietas” a seguir en días diferentes de la semana:

  • Días Detox
  • Días de Semiayuno
  • Días de Grasas
  • Días de Carbos

Los Días Detox son a base de frutas y verduras, y es una manera rápida, saludable y fácil de desintoxicar el cuerpo y perder peso, pues estos alimentos naturales están repletos de fibra, agua y minerales alcalinizantes.

Estos alimentos que evitan que el cuerpo se acidifique demasiado (lo que ocurre si nuestra dieta es rica en proteínas) y ayudan a mantener el equilibrio hormonal y bacteriano (bacterias buenas, claro está).

Todo esto facilita el proceso de desintoxificación.

La fibra atrapa las toxinas del tracto digestivo y ayuda a eliminarlas. El agua ayuda a remover esas roxinas de tu sangre, tus células, y todo tu sistema digestivo. Por su parte, los minerales alcalinizantes que se encuentran en las frutas y las verduras (como calcio, magnesio y potasio) ayudan a reajustar el pH (o equilibrio ácido-base) de tu sangre, a la vez que la purifican pues eliminan microroganismos malos como cándida albicans.

Los Días de Semiayuno sirven para darle un descanso al sistema digestivo y promover procesos de autoreparación y autocuración. Ya se ha comprobado mediante investigaciones científicas que ayunar tiene beneficios de salud y curativos muy poderosos.

Con el semiayuno le das a tu cuerpo un periodo de descanso fisiológico durante el cual se puede dedicar a reparar y fortalecer órganos dañados o lastimados. El proceso de ayuno también le permite a tu cuerpo desintoxicar las células de distintas toxinas acumuladas y productos de desecho de los procesos metabólicos diarios. Además, ayunar le dá al tracto digestivo el tiempo necesario para descansar completamente y fortalecer la capa mucosa que lo protege. Una mucosa intestinal saludable es necesaria para prevenir que se filtren hacia el torrente sanguíneo proteínas que no hayan sido completamente digeridas, lo cual podría desencadenar respuestas negativas del sistema inmune. Un tracto digestivo saludable también ayuda a proteger la sangre y los órganos internos de una gran variedad de toxinas ambientales, provenientes de los alimentos que ingerimos y de los procesos metabólicos que ocurren en el cuerpo.

Los Días de Grasas son días en los que consumes principalmente alimentos ricos en proteínas y grasas saludables, y muchísimas verduras ricas en fibra y nutrientes como cebolla, champiñones, lechugas y coles, por ejemplo.

Estos días son ideales para mantener tus niveles de energía al máximo, disfrutar de alimentos nutritivos y sabrosos, y mantener tu estómago saciado todo el tiempo sin sentir antojos, gracias a los efectos saciantes de las proteínas y las grasas, y a la forma en que estos alimentos ayudan a mantener estables tus niveles de insulina, la hormona encargada de regular la glucosa en tu cuerpo.

Los Días de Carbos son días en los que incluyes alimentos ricos en carbohidratos en todas tus comidas. Puedes agregar frutas (frescas o deshidratadas), leguminosas, y verduras ricas en carbohidratos como patatas dulces (boniato, camote o batata), zanahorias, remolacha, otros tubérculos, etc. También puedes incluir granos o cereales, como quinoa, avena, salvado de avena, o arroz integral.

Al consumir alimentos ricos en carbohidratos de esta forma estratégica, evitarás que tus niveles de leptina disminuyan. La leptina es la hormona de tu cuerpo que controla si quemarás o no la grasa acumulada, y cuando sus niveles están muy bajos comienzas a quemar menos grasa, además de que aumenta el hambre (lo cual hace más difícil seguir la dieta) y el metabolismo se pone lento. Así que con los Días de Carbos este efecto se revierte, la leptina aumenta y el metabolismo se reestablece, volviendo a quemar grasas a buen ritmo y ayudando a controlar el apetito.

3. Maximiza tu Pérdida de Grasa con Ejercicios Metabólicos


¡Y no olvidemos el ejercicio!

Todos sabemos que hacer ejercicio ayuda muchísimo con la pérdida de peso rápida, no sólo porque quemarás más calorías, sino sobre todo porque mantendrás tu metabolismo encendido las 24 horas del día, los 7 días de la semana.

¡Pero no necesitas hacer horas y horas de ejercicio para lograrlo!

De hecho, la forma más efectiva de encender tu metabolismo y quemar muchísimas calorías es hacer ejercicio por corto tiempo, y con una alta intensidad para tu nivel.

Apenas 10 minutos de ejercicio son suficientes para que comiences a perder peso de una forma increíble, a la vez que tienes una energía interminable, y tus músculos se hacen firmes y tonificados.

Sí, 10 minutos.

Es lo que dura el entrenamiento al estilo JNL Fusion que enseño en mis cursos y programas, y que se basa en alternar ejercicios de musculación con ejercicios cardiovasculares, 30 segundos cada uno, para un entrenamiento entretenido (no aburrido), intenso (no aburrido), efectivo (no aburrido) y súper corto!

Mis Secretos... ¡Revelados!

Tengo algo nuevo para ti en donde voy a mostrarte cuáles son los ejercicios sencillos y rápidos que tienes que hacer para tener los mejores resultados en el menor tiempo posible. También te diré exactamente cuáles son las comidas que puedes comer cada día para perder peso rápido pero sin arriesgar tu salud.

Con estas comidas y estos ejercicios aplanarás tu estómago, perderás al menos una talla, y podrás bajar incluso más de dos kilos tan sólo en la primera semana. Y te daré todas las herramientas que necesitas para lograrlo.